martes, 18 de junio de 2013

EL CÓDIGO MC CORMICK. ¿SABES DESCIFRAR?

El FBI pide ayuda a la comunidad internacional, después de haberse rendido, a través de su pagina de Internet para desentrañar el misterio de dos notas, escritas en clave, halladas hace 12  años, en el verano de 1999, en los bolsillos de un cadáver y que lleva el nombre de su portador, McCormick.

Parece un enigma de ficción propio de Los bailarines de Sir Arthur Conan Doyle, pero no lo es, entre otras cosas, esos pedazos de papel podrían aclarar la extraña muerte de ese ciudadano.


McCORMICK
Ricky McCormick nació en St. Louis (Missouri), en 1957, tras la escuela, no se le conoce una dirección precisa, solo que tuvo antecedentes penales y fue arrestado en Illiniois por un delito de violación, por lo que pasó 11 meses en prisión.

El 25 de junio de 1999, Mccormick, de 41 años, padre de 4 hijos, soltero, expresidiario, parado, que se alimentaba en comedores sociales y que vivía de la ayuda social, salio del consultorio de su medico, tras recoger medicamentos para enfermedades cardíaca y pulmonares, y nunca más se le volvió a ver con su vida.


Fue la última vez que alguien le vio con vida, porque cinco días después un granjero halló su cuerpo en un maizal próximo a San Luis (Missouri), a unos 30 kilómetros de su domicilio. El cuerpo presentaba un avanzado estado de descomposición y los forenses no se pusieron de acuerdo en la causa de la muerte, a pesar de que McCormck tenía un golpe en la cabeza. A día de hoy aun no están claras las causas del óbito.


El asesinato de este hombre de color, un don nadie sin oficio ni beneficio, jamás habría transcendido al mundo de no haber sido porque en uno de los bolsillos de su pantalón, llevaba dos trozos de papel.


McCORMICK Y SUS NOTAS

El FBI explica que las más de 30 lineas codificadas usan una exasperante variedad de letras, números, guiones y paréntesis. McCormick ni siquiera había terminado los estudios de secundaria, pero sabia leer y escribir, y además era un chico listo. Según su familia, McCormick había usado ese tipo de notas encriptadas desde que era un niño, pero aparentemente ninguno de sus parientes sabe descifrarlas.

LOGO DE LA ACA
Los investigadores suponen que McCormick, escribió estas notas tres días antes de su muerte y la Unidad de Análisis Criptográfico y Antifraudes del FBI, se volcaron en el reto de aclarar el código McCormick, aunque no lo consiguieron, a pesar de emplear las técnicas y las máquinas más refinadas. La American Cryptogram Association (ACA), tampoco logró el menor resultado siendo esta, todo un enigma.

¿No serían esos escritos un simple divertimento del propio McCormick?. Pues no, nadie inventa un código secreto para su propio placer, sino por utilidad: para comunicar algo a alguien, con la intención de que ese lenguaje sea conocido por ambas personas, y por nadie más, siendo todo esto un código encriptado.


Eso es lo que suponen los especialistas del FBI, ya que qué es lo que quería comunicar McCormick en las dos notas ininteligibles que guardaba en su pantalón, y lo mas importante, a quien se las quería hacer llegar.


El FBI decidió el 29 de marzo de 2011, solicitar a través de Internet la ayuda del público para resolver este enigma. El jefe de la Unidad de Análisis Criptográfico y Antifraudes, el sr. Dan Olson, ha admitido que los procedimientos habituales del descifrado han chocado contra un muro y para avanzar los analistas necesitan otra muestra del código McCormick o alguno similar que pueda servir para desentrañarlo, algo parecido a lo que en su día significó el hallazgo de la piedra Rosetta en 1799, para comprender los jeroglíficos egipcios.


PARTE PRIMERA

Es la primera vez que el FBI pide colaboración para descubrir un código secreto, además, a quien lo consiga, le ofrece como recompensa, la satisfacción de saber que quizá ha contribuido a llevar ante la justicia a un asesino, y por que no, la fama mundial por haber logrado semejante proeza.

También dicen que quien tenga una idea brillante, conozca códigos similares o posea información sobre Ricky McCormick y sus amistades, pueden ponerse en contacto con el Laboratorio de  Análisis Criptográfico y Antifraudes del FBI, en Quantico (Virginia).


PARTE SEGUNDA

MAPA LYNCHBURG
La ciudad de San Luis, cercana a donde fue hallado el cadáver de McCormick, está vinculada a otro enigma similar. De San Luis, procedía una carta enviada en 1820, por un tal Thomas Jefferson Beale, al dueño de un hotel de Lynchburg (Virginia), poniéndole en la pista de una fortuna en oro y plata enterrada por él. Para localizarla era preciso descifrar tres pergaminos, uno de ellos fue dilucidado al descubrirse que la clave estaba en la Declaración de Independencia de EE.UU., pero los otros siguen sin descodificar, y aún el tesoro permanece oculto.

MANUSCRITO VOYNICH
Sin embargo, el mayor desafío mundial lo constituye el manuscrito Voynich, un misterioso libro ilustrado, de contenido desconocido, escrito en el siglo XV en un alfabeto no identificado. 

Ha sido objeto de intensos estudios, pero nadie ha conseguido averiguar ni una sola palabra, siendo esta sucesión de fracasos la que ha denominado a este texto, el Santo Grial de la criptografía histórica.


El Centro Criptológico Nacional Español, dependiente del CNI, conoce la existencia del código McCormick, pero aún no ha intentado aclarar su misterio. Un portavoz explica que tienen un volumen muy grande de trabajo de desencriptado, la mayor parte referido a soportes informáticos usados por ETA y el vihadismo islamista. 


Los más habituales son los archivos PGP o GPG, que son los que utilizan las empresas y también los terroristas. Ahora apenas hay códigos secretos en papel.


Otros de los métodos más frecuentes, sobre todo en el espionaje, consiste en ocultar mensajes entre los miles de pixels de una fotografía digital, siguiendo el axioma de que el mejor sitio para ocultar un árbol es en el bosque.


LOS BAILARINES
Quién sabe si la historia de McCormick no servirá de inspiración a un literato, igual que Sir Arthur Conan Doyle empleó en su día una notas criptográficas como argumento de Los Bailarines, un cuento en el que el superdetective Sherlock Holmes desenmascara unos jeroglíficos que asemejan una especie de monigotes. 

Para mis lectores el libro de Los Bailarines en Pdf. AQUÍ





EL ESCARABAJO DE ORO
O como hace Edgar Allan Poe en El escarabajo de oro, un relato que contiene un intrincado criptograma que conduce a los protagonistas hasta un codiciado tesoro escondido mucho tiempo atrás por un pirata en la isla de Sullivan

Para mis lectores el libro de El escarabajo de oro en Pdf. AQUÍ 

Fuente: Wikip., tejiendoelmundo

domingo, 9 de junio de 2013

LA ESTATUA DE LA LIBERTAD. SUS ORIGENES

LA ESTATUA DE LA LIBERTAD
Aunque su verdadero nombre es "La Libertad iluminando al Mundo", casi todos la conocen como "La Estatua de la Libertad. Desde sus más de 93 metros de altura, este centenario faro ha dado la bienvenida a los miles de inmigrantes que han llegado cada año en barco a la bahía de Nueva York, siendo uno de los monumentos más famosos de Nueva York.

Se encuentra situada en la Isla de la Libertad, al sur de la Isla Manhattan, junto a la desembocadura del río Hudson y cerca de la isla Ellis.

La Estatua de la Libertad fue un regalo de Francia como símbolo de amistad y para conmemorar el centenario de la Declaración de Independencia de los Estados Unidos, inaugurandola el 28 de Octubre de 1886 en presencia del presidente estadounidense de la época, Grover Cleveland.

FREDERIC BARTHOLDI
GUSTAVE EIFFEL
EUGENE VIOLLET
La estatua es obra del escultor francés Fréderic Auguste Bartholdi y la estructura interna fue diseñada por el ingeniero Gustave Eiffel. El arquitecto francés Eugène Viollet-le-Duc, se encargó de la elección de los cobres utilizados para la construcción de la estatua.

El 15 de octubre de 1924, la estatua fue declarada como monumento nacional de los Estados Unidos y el 15 de octubre de 1965, se añadió la isla Ellis. Desde 1984 es considerada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

La Estatua de la Libertad, además de ser un monumento importante en la ciudad de Nueva York, se convirtió en un símbolo en Estados Unidos y representa, en un plano más general, la libertad y emancipación con respecto a la opresión. Desde su inauguración en 1886, la estatua fue la primera visión que tenían los inmigrantes europeos al llegar a Estados Unidos tras su travesía por el océano Atlántico.

En términos arquitectónicos, la estatua recuerda al famoso Coloso de Rodas, una de las siete maravillas del mundo, siendo la Estatua de la Libertad nominada para las nuevas maravillas del mundo, donde resultó finalista.

Desde el 10 de junio de 1933, se encarga de su administración el Servicio de Parques Nacionales de los Estados Unidos.

En referencia a que modelo se inspiraron para la cara de la estatua, existen diversas hipótesis de los historiadores, aunque ninguna de ellas es realmente definitiva hasta el momento.

ISABELLA EUGENIE BOYER
Entre las posibles inspiraciones para la cara de la estatua, se encuentra Isabella Eugenie Boyer, viuda del inventor millonario Isaac Singer.

Según otras fuentes, Bartholdi se habría inspirado en el rostro de su madre, Charlotte Bartholdi (1801-1891) y es la hipótesis más considerada hasta el presente.

La revista National Geographic, apoyó esta posibilidad, indicando que el escultor nunca explicó ni desmintió esta semejanza con su madre, aunque otras versiones sostienen que Bartholdi habría querido reproducir el rostro de una niña encaramada en una barrica sosteniendo una antorcha, al día siguiente del golpe de estado de Napoleón III.

Tal vez simplemente realizó una síntesis de varias caras femeninas con el fin de dar una imagen neutra e impersonal de la Libertad.

En 18 de febrero de 1879, Bartholdi obtuvo en Estados Unidos la patente para el monumento, con número D11.023, en la cual la describía en los siguientes términos:

U.S. PATENTE

La patente también especificaba que el rostro de la estatua tenía que tener "rasgos clásicos, pero al mismo tiempo seria y tranquila", y "ligeramente inclinada hacia la izquierda para descansar sobre la pierna izquierda".

La Estatua de la Libertad se realizo por partes en unos talleres parisinos y esa fue terminada en 1884, la cual recibió muchísimas visitas, como la del presidente de la república francesa Jules Grévy y el escrito Victor Hugo. La estatua fue traladada en tren hasta Ruan, bajando el Senna en barco hasta El Havre, donde fue recogida por la fragata francesa Isère, la cual la transporto hasta Nueva York en 1886, para su montaje. 

Para hacer posible la travesía por el Atlántico, la estatua fue desmantelada en 350 piezas, divididas en 214 cajas, teniendo en cuenta que el brazo derecho y su llama estaban ya presentes en suelo estadounidense, donde habían sido expuestos en la Exposición del Centenario de Filadelfia y luego en Nueva York, 36 de esas cajas fueron reservadas para las tuercas, los remaches y los pernos necesarios para su ensambladura, la cual duro cuatro meses. Las diferentes piezas fueron unidas por remaches de cobre y el vestido permitió resolver los problemas de dilatación.

Prueba de todo esto es la colección fotográfica guardada en el archivo de la Biblioteca Pública de Nueva York.























LA ANTIGUA ANTORCHA
La Estatua de la Libertad ha tenido muchisimas reformas en su historia, para su mantenimiento. pero la principal es que la antorcha que sostiene en su mano, no es la que enarbolaba en el momento de su inauguración en 1886. Durante estas obras de restauración, fue reemplazada por una nueva antorcha recubierta con láminas de oro, que es iluminada por lámparas colocadas sobre el balcón que la rodea.

En 1985, para renovar la antorcha, los Estados Unidos, acudieron a una empresa de Bezannes, cerca de Reims, donde trabajan artesanos expertos en artesanía del hierro de obras de arte, donde un equipo reemplazó la vieja antorcha, corroída por el óxido, por una nueva. 

La antigua antorcha, se expone actualmente en el museo situado en el vestíbulo del monumento.

Para finalizar y para los más curiosos, las medidas de esta maravillosa estatua y el documental realizado por el canal historia sobre la Estatua de la Libertad.





Fuente:  Wikipedia, Biblioteca Pública Nueva York.